CONÉCTATE CON NOSOTROS

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó hoy FORLAC 2.0, su renovada estrategia para abordar el desafío de la informalidad laboral en América Latina y el Caribe, en un escenario donde casi la mitad de la fuerza laboral no tiene acceso a empleos decentes.

El objetivo general de FORLAC 2.0 es “estructurar y fortalecer la respuesta integrada y coherente de la OIT acorde a las necesidades de sus constituyentes para la transición a la economía formal en América Latina y el Caribe para el periodo 2024-2030, con la finalidad de contribuir al logro del trabajo decente y la justicia social”. Con la intención de orientar la implementación y el seguimiento estratégico de la Estrategia, se constituirá una instancia diálogo social y coordinación denominada Comité Consultivo Tripartito (CCT).

Basada en la Recomendación 204 de la OIT, la Estrategia de Formalización para América Latina y el Caribe ofrece un marco integral de políticas con enfoque de género para promover la transición a la economía formal. La estrategia se centra en tres pilares:

·         Desarrollo productivo: Fomentar la creación de empresas sostenibles y empleos decentes en sectores clave de la economía.

·         Protección social: Ampliar la cobertura de la seguridad social y la salud en el trabajo para todos los trabajadores.

·         Cumplimiento de derechos laborales: Fortalecer las instituciones laborales y promover el diálogo social para garantizar el respeto de los derechos de los trabajadores.

FORLAC 2.0 se implementará entre 2024 y 2030 con el objetivo de estructurar y fortalecer la respuesta integrada de la OIT para alcanzar el trabajo decente y la justicia social en la región.

El evento de lanzamiento del 18 de junio reunió a representantes de gobiernos, trabajadores, empleadores y organizaciones de la sociedad civil.

Destacadas

Denuncian el cierre de oficinas de la Anses con cientos de despidos

El Sindicato de Empleados de la Ex Caja de Subsidios Familiares Para el Personal de la Industria (SECASFPI) denunció nuevas medidas de desmantelamiento en la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) por parte del Gobierno nacional que preside Javier Milei. Según informaron, hubo más despidos y cierres de oficinas.

Según indicaron desde el gremio, ya son más de 1200 los trabajadores del organismo que han sido cesanteados desde el inicio de la actual gestión y se han cerrado más de 60 sedes en todo el país. “La perversidad del gobierno de Milei no tiene límites”, señalaron en el comunicado, y agregaron: “es un ataque directo al bienestar de la comunidad”.

En ese sentido, el SECASFPI detalló que cerraron la oficina ANSES Oeste, ubicada en el predio del Hospital Regional de la ciudad bonaerense de Mar del Plata, de la que despidió al 90% del personal que prestaba servicios. “Es un intento deliberado de vaciar el Estado y destruir el sistema público”, afirmaron.

Además, confirmaron que se ejecutó la misma medida para con la sede ubicada en el barrio marplatense de Constitución, el cual fue notificado a través de una resolución interna y sin brindar más detalles acerca del destino de cada uno de los trabajadores. “Desconocen el rol fundamental que cumple ANSES en la vida diaria de todos nosotros”, expresaron.

Al respecto, la organización sindical le exigió al presidente, al director ejecutivo Mariano De Los Heros y a la jefa regional Lorena Bincaz que “reviertan de inmediato” los cierres dispuestos y “reincorporen a todos los despedidos”. “No permitiremos que se sigan vulnerando nuestros derechos ni los de la sociedad”, concluyeron.

Continúe Leyendo

Destacadas

Reincorporan a la mitad de los trabajadores despedidos en el INTI

Luego del anuncio de los 282 despidos en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) por parte del gobierno de Javier Milei, y de la represión a la asamblea en las puertas del organismo científico, ayer se firmó la reincoporación de 153 de esos trabajadores que fueron notificados de la renovación de sus contratos. Para el gremio estatal se trata de “un triunfo parcial”.

Así se lo confirmaron desde ATE-INTI, al portal especializado Periferia, donde expresaron que “seguimos el reclamo por los compañeros y compañeras que faltan porque la política de vaciamiento del gobierno sigue en marcha a través de los retiros voluntarios, de los cierres de las sedes del interior del país, de una política de falta de financiamiento”.

Giselle Santana, trabajadora del INTI e integrante de la Agrupación Granate de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), ofreció su lectura sobre los motivos por los que el Gobierno, finalmente, dio marcha atrás con la decisión de despedir a los 288 trabajadores: “Es una combinación de varios motivos, según entiendo, el nivel de conflicto en el INTI no es el mismo que en otros organismos, nostros venimos dando la pelea de antes que se dieran los despidos, cuando se conoció las intenciones del Gobierno de recortar la planta en un 30%, y se conoció el contenido de la ley Bases nosotros ya empezamos a dar la pelea y eso nos dio una ventaja de ir organizando un conflicto de mayor envergadura.”

“Por otro lado, en las regiones la inmensa mayoría de los directores y gerentes de los centros de investigación y desarrollo se opusieron a los despidos, explicando por qué eran imprescindibles los compañeros y compañeras que se buscaba despedir, haciendo una presión porque se desmantelaban programas de investigación y líneas de trabajo enteras, vaciando laboratorios que no iban a poder funcionar; y ahora asumió una nueva vicepresidenta y un nuevo gerente general más alineados con la Secretaría de Industria que busca reducir el INTI a su mínima expresión, por lo que si bien esto es una renovación de contratos, en 3 meses vamos a un nuevo conflicto seguramente, y a un ataque mayor en el intento de más despidos”.

Hoy por hoy, el funcionamiento del organismo está afectado ya porque 300 trabajadores y trabajadoras se acogieron al retiro voluntario, más allá de los 288 despidos. Unos que habían sido despedidos a fines de junio fueron notificados de la renovación de sus contratos. Así lo confirmaron desde la Asociación Trabajadores del Estado y explicaron que se trata de una parte de los 288 contratos que la dirección del organismo había informado que no renovaría.

“Si bien aún quedan 130 trabajadores y trabajadoras a la espera de una respuesta favorable, para ATE se trata de una victoria parcial ya que no se descontinuó el mes”, agregaron. También destacaron que quienes fueron reincorporados recibirán una recomposición salarial del 68%.

La medida se conoce a semanas de la represión que sufrieron los trabajadores en la puerta del organismo, cuando intentaban realizar una asamblea, justamente, en rechazo a los despidos y el vaciamiento.

Al respecto se expresó Mercedes Cabezas, Secretaria General Adjunta de ATE Nacional. “Recordemos que en este mismo organismo un funcionario no quiso recibir a los trabajadores y trabajadoras del INTI, y prefirió romper un mosquitero y escapar por la ventana antes que dar la cara. Se trata de un triunfo parcial pero la verdad que no está mal celebrarlo entre tanta desidia”, afirmó la dirigente.

Continúe Leyendo

Destacadas

Acindar firmó un incremento salarial del 107% para los operarios de Villa Constitución

Los trabajadores de la planta de Acindar de Villa Constitución llegaron a un acuerdo con la empresa siderúrgica y resolvieron suspender la medida de fuerza por tiempo indeterminado que habían lanzado desde este lunes. La decisión se tomó luego de una reunión donde se acordó un aumento del 107%

Los delegados de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) tuvieron una reunión con los representantes de Acindar donde nuevamente expresaron sus reclamos, en particular los vinculados a recomposición salarial. En un contexto complejo, con aumentos paritarios pendientes de 2023 y una negociación estancada en 2024, hubo sin embargo avances.

En el encuentro entre trabajadores y representantes de la firma -realizado a través de una videoconferencia- hubo un acuerdo sobre el saldo de la deuda que mantenía Acindar con sus trabajadores.

«En reunión entre la comisión interna con la empresa logramos firmar un principio de preacuerdo donde se comprometieron esta semana a realizar parte del pago total del ciclo paritario y a fin de mes realizar la parte total del pago. Con lo cual la medida de fuerza quedó sin efecto», contó el secretario general de la UOM de Villa Constitución Pablo González, en diálogo con LT8.

El acuerdo al cual llegaron los trabajadores establece un incremento provisorio de 107% y la búsqueda de empardar la inflación acumulada desde diciembre pasado hasta junio de 2024. No obstante al entendimiento en Villa Constitución, la zozobra se sostiene debido a que no se ha firmado aún la paritaria nacional.

«El escenario hoy está endeble. Lo que aprovechamos (para llevar adelante la negociación paritaria) fue el envión que hay después de dos meses y medio de trabajo», apuntó el líder de los trabajadores metalúrgicos en Villa Constitución, en referencia a la prolongada situación de la empresa dedicada a los materiales ferrosos para la construcción, en donde se llevaron adelante escalonadas detenciones de las áreas de producción.

Tras la suspensión de prácticamente toda la obra pública en el país, por decisión del gobierno de Javier Milei, Acindar vio reducida en un 40% su producción, correspondiente a 50 mil toneladas de acero.

González anticipó el panorama para los meses de agosto y septiembre: «Tenemos información por lo que nos dicen dentro de la planta, se pasaría a una producción de 80.000 toneladas por mes», es decir «el 50% de la capacidad de producción de la planta». Estas declaraciones toman otro tenor cuando se tiene en cuenta el aviso realizado por el directorio de Acindar a los trabajadores de que la fábrica probablemente detenga sus actividades cuatro de los últimos seis meses del año.

Continúe Leyendo

Tendencias