CONÉCTATE CON NOSOTROS

La Bancaria anunció además huelgas para el 2 y 3 de febrero en rechazo del «fraude laboral y los incumplimientos de los acuerdos firmados»

La Asociación Bancaria (AB) dispuso un paro de dos horas en las sucursales del Banco Supervielle para este jueves y nuevas huelgas para el 2 y 3 de febrero, con «características a definir de forma oportuna», en rechazo del «fraude laboral y los incumplimientos de los acuerdos firmados», confirmó la organización gremial. Asimismo, planteó que el Supervielle «incumple los acuerdos firmados y somete a cientos de trabajadores al fraude laboral y a la conculcación de derechos».

«Ello ocurre con IUDU plataforma de banca digital de la entidad financiera y con otras relacionadas, con centro operativo en San Isidro, y más de 200 trabajadores sufren fraude laboral y perciben salarios que no alcanzan el 40 por ciento del convenio», aseguró el sindicato que lidera Sergio Palazzo.


En tanto, el secretario de Prensa de la Bancaria, Eduardo Berrozpe sostuvo que la sede, ubicada en Juan Bautista de la Salle al 600 de esa localidad, «no tiene condiciones sanitarias y no cumple las disposiciones de distanciamiento social y de otras preventivas acordes con la pandemia de la Covid-19».

Palazzo, Berrozpe y los integrantes del Secretariado General Nacional del gremio denunciaron que «los trabajadores del Supervielle se destacan en el sector privado por el esfuerzo realizado en la pandemia, y asumieron riesgos para atender a cientos de miles de empleados y jubilados», pero las autoridades del Supervielle insisten en producir «malas y erróneas liquidaciones y en incumplir el convenio, lo que acumuló importantes deudas».

«Esa entidad también desconoce los derechos como bancarios de trabajadores que lo son, y les abona salarios inferiores a los que corresponden, a la vez que elude contribuciones a la seguridad social. Abusa de la condición del teletrabajo e incumple acuerdos firmados en el Ministerio de Trabajo en el contexto del convenio colectivo 18/75», puntualizaron.

Los dirigentes denunciaron que el Supervielle ejecuta «una reestructuración que compromete puestos y condiciones laborales y terceriza todas las áreas sin analizar de forma previa con el gremio los cambios en la organización del proceso laboral por la incorporación de tecnología», no obstante todos «los esfuerzos realizados por el sindicato, las seccionales y las Comisiones Internas para apostar al diálogo», añadieron.

«Esas conversaciones incluyeron en su momento a la más alta autoridad de esa entidad. Pero insiste en sus incumplimientos, pretendiendo la resignación de derechos adquiridos de los trabajadores, en contra de lo dispuesto por la ley. Por eso comenzaron las asambleas en todas las sucursales y se ratificaron las protestas de este jueves y del 2 y 3 de febrero, como la Bancaria ya informó oficialmente a la cartera laboral», concluyeron.

Las autoridades del Supervielle desconocieron la existencia de deudas salariales con los trabajadores e «incumplimientos de los acuerdos firmados», y señalaron que «no autorizan la realización de asambleas en las entidades financieras», por todo lo cual la Bancaria repudió «el accionar y la actitud» de la patronal y ratificó los paros de tres días. Esa misma posición sustentaron los abogados del banco en la última audiencia en Trabajo el 20 de enero en representación de Patricio Supervielle, titular del Grupo, quien luego de la derrota de Mauricio Macri en octubre de 2019 fijó nuevo lugar de residencia en Uruguay.

Continúe Leyendo

destacada

Sube la tensión en Misiones y se teme por alzamientos en otras provincias

Las protestas de policías activos y retirados de Misiones se profundizaron en las últimas horas, tras la falta de acuerdo en la negociación salarial con el gobierno provincial. Tras esta situación se conoció también que Policías de Corrientes, Salta y Tucumán comenzarían con las protestas en las próximas horas.

Las protestas de policías activos y retirados de Misiones se profundizaron en las últimas horas, tras la falta de acuerdo en la negociación salarial con el gobierno provincial. El epicentro de las manifestaciones se da frente a la sede del Comando Radioeléctrico en la localidad de Posadas.

Los trabajadores rechazaron el ofrecimiento por un 20% de aumento salarial, que representaría alrededor de unos $80.000 de suba. La demanda de incremento por parte de los policías llega a casi un 100%, con el objetivo de equiparar la canasta básica de $828.000.

En la actualidad el sueldo inicial de un agente de calle supera apenas los $400.000, con facturas de luz cercanas a los $100.000. La asistencia de policías a comedores populares describen el presente oscuro en la actividad.

Los voceros de la protesta ratificaron la continuidad de las acciones, con un fuerte respaldo de distintos sectores de la sociedad. En las últimas manifestaciones se movilizaron cerca de 15.000 personas, con presencia de penitenciarios, guarda parques, policías de calle, docentes y personal de salud.

Las acciones son impulsadas por personal activo y retirado. Los trabajadores se acercan a los focos de protesta sin uniforme ni armas reglamentarias, y el Comando Radioeléctrico funciona con normalidad.

«El conflicto no tiene perspectiva de solución en el corto plazo», confirmó una fuente cercana a la negociación presente en el lugar.

Se esperan levantamientos en otras provincias del país

Las protestas impulsadas en Misiones desde hace 10 días generaron alerta en provincias vecina y se espera que en las próximas horas los policías de Corrientes, Salta y Tucumán activen levantamientos.

Continúe Leyendo

destacada

Docentes de todos los niveles ratificaron el paro para este jueves

La convocatoria sumó a todos los gremios adheridos a la CGT, la Ctera y el Frente Sindical Universitario a treinta días de la masiva marcha en defensa de la educación pública y en medio de la polémica por el acuerdo de la UBA.  Las demandas incluyen la restitución del Fondo de Incentivo Docente a las provincias, presupuesto y aumento de «emergencia» a jubilados del sector.

Los gremios docentes nucleados en la CGT realizarán el jueves un paro nacional junto a la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, Ctera, y el Frente Sindical Universitario. La protesta se extenderá durante 24 horas en todos los niveles educativos del país y volverá a ser en demanda de la convocatoria a la paritaria nacional docente y por la restitución Fondo Nacional de Incentivo Docente, Fonid, entre otros puntos. Ctera también se movilizará ese día al Congreso Nacional, para reclamar el tratamiento de los proyectos sobre presupuesto universitario y la restitución el Fondo que eliminó el Gobierno nacional. Los gremios nucleados en la CGT hoy darán una conferencia de prensa. 

La medida de fuerza fue anunciada por los gremios docentes ante la falta de respuestas del gobierno de Javier Milei a los pedidos del sector, que incluye la convocatoria a la paritaria nacional que frena la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, con sueldos docentes pisados desde diciembre pasado.

La protesta del jueves con su medida de fuerza que se extenderá durante 24 horas en todos los niveles educativos del país tendrá como punto de confluencia a los gremios adheridos a Ctera, de la CGT (UDA, Sadop –docentes privados–, AMET y CEA) y los del Frente Sindical Universitario que nuclea a las distintas organizaciones de docentes y no docentes universitarios.

En tanto el Frente Sindical de Universidades Nacionales ya había convocado también a un paro para este jueves, cuando se cumple un mes de la masiva marcha universitaria federal en defensa de la educación y el sistema universitario público argentino. “El Gobierno Nacional no ha resuelto ninguno de los temas del conflicto universitario: salarios, presupuesto y becas estudiantiles”, sostuvieron en la convocatoria.

Continúe Leyendo

destacada

UTA amenaza con un paro de colectivos en San juan

Luego de que la UTA lograra acordar un sueldo básico de $737.000 para mayo y de $1.000.000 en junio, la conducción gremial de la provincia de San Juan anunció la negativa por parte del sector empresario.

Tras cerrarse un acuerdo paritario a nivel nacional, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de San Juan informó que las empresas locales se negaron a pagar lo acordado. En consecuencia, advirtieron con llevar adelante una medida de fuerza que podría significar un paro total en la la provincia.

En esta línea, el martes se definió un piso salarial de $737.000 para mayo que alcanzaría al total del sector, más un adicional de $101.160 de viáticos y una suma no remunerativa de $250.000 que deja un total de $1.088.160. Asimismo, el sueldo se elevará a $1.000.000 en junio y $1.060.000 en julio.

Sin embargo, el secretario general de la seccional sanjuanina de UTA, Héctor Maldonado, aseguró que la situación local todavía no se resolvió, en tanto, después de reunirse con empresarios, estos expresaron su negativa para firmar el acuerdo paritario que se estableció en Nación.

El plazo que el gremio estableció para obtener la firma del sector empresario se extendió hasta este viernes 24 de mayo. En caso de no llegar a ningún acuerdo, la UTA impulsará medidas de fuerza que podrían ir desde la retención de tareas hasta la paralización total del servicio. 

Continúe Leyendo

Tendencias