CONÉCTATE CON NOSOTROS

El proyecto se aprobó con 40 votos a favor y 30 en contra. El oficialismo solo contó con el acompañamiento de la misionera Magdalena Solari Quintana. Qué dice la flamante norma.

El oficialismo aprobó hoy en el Senado y convirtió en ley el proyecto para regular el teletrabajo, en una votación dividida y con objeciones de la oposición por la negativa a modificar la redacción de la nueva norma.

La ley fue aprobada con 40 votos a favor y 30 en contra, luego de un debate de poco más de tres horas, en las que el Frente de Todos justificó el avance en la sanción de la ley sin modificaciones y Juntos por el Cambio criticó la ausencia de correcciones.

La nueva norma establece una serie de principios generales para la nueva modalidad laboral -extendida durante la pandemia de Covid-19 y el aislamiento- y deja las regulaciones específicas en manos de los convenios colectivos de cada sector. Entre las objeciones de la oposición, coincidentes con las de las cámaras empresariales, se encuentra el punto de la ley referido a la reversibilidad, que habilita al trabajador en modalidad remota a volver a su puesto presencial cuando así lo quiera, sin que el empleador pueda poner reparos.

Al inicio del debate, el oficialista Daniel Lovera, presidente de la Comisión de Trabajo, indicó que la negativa a aceptar cambios se basó en que «es un texto al que se arribó desde diferentes iniciativas, escuchando a todos los sectores, y que protege a los trabajadores». «Hemos escuchado inclusive a sectores propiciar la ausencia de regulación para no entorpecer el mercado y sus posibilidades de crecimiento.

La falta de regulación no solo genera conflictos, sino que genera abusos», agregó. Al respecto, Lovera remarcó que «es imprescindible contar con un marco regulatorio para evitar que se afecten derechos» y que «serán las negociaciones colectivas las que definan cada una de las particularidades (del teletrabajo) en cada actividad».

Por su parte, Esteban Bullrich, de Juntos por el Cambio, subrayó: «Aquí estamos una vez más para votar una ley sin cambios. Los argumentos de siempre, pero ahora con un relato que habla de consenso mayoritario y del proceso de escucha que hubo en esta ley». «Al no haber modificaciones claramente no hay consenso», señaló Bullrich quien, al igual que otros senadores de la oposición advirtió que la ley tal como está no promoverá la modalidad de teletrabajo sino que la dificultará.

Una de las sorpresas de la votación fue el rionegrino Alberto Weretilneck, que desde su bloque unipersonal suele acompañar al oficialismo pero en este caso votó en contra y argumentó: «Como toda cosa apurada y producto de la urgencia, no creo que esta ley sirva para el objetivo que se plantea».

En tanto, Julio Cobos, de Juntos por el Cambio, destacó que el proyecto «no viene del Ejecutivo y no salió del oficialismo, sino que surge de muchos proyectos presentados en la Cámara de Diputados», donde la oposición «acompañó». Al respecto, agregó: «Entonces, nosotros no nos estamos oponiendo, estamos tratando de ejercer el rol de cámara revisora, pero se pierde la oportunidad de hacer una buena ley».

A modo de cierre del debate, el oficialista Mariano Recalde sostuvo que «se escuchan predicciones apocalípticas cada vez que se trata de ampliar derechos para los trabajadores» y subrayó que «durante los 12 años de gobierno kirchnerista se trataron 69 leyes laborales y decían las mismas cosas».

«Sin embargo los números demuestran otras cosas», continuó el senador del Frente de Todos, quien precisó que «en 2003 la cantidad de empleadores era de 355.476, en 2015, después de 69 leyes laborales que iban a ser una catástrofe, la cantidad de empresas llegaron a 568.737». Y concluyó: «La ley de teletrabajo no va a ser un obstáculo para que esta modalidad, que ya existía y se aceleró durante la pandemia, siga creciendo».

Fuente: jueves 30 de julio de 2020 – (NA)

Continúe Leyendo

destacada

Sube la tensión en Misiones y se teme por alzamientos en otras provincias

Las protestas de policías activos y retirados de Misiones se profundizaron en las últimas horas, tras la falta de acuerdo en la negociación salarial con el gobierno provincial. Tras esta situación se conoció también que Policías de Corrientes, Salta y Tucumán comenzarían con las protestas en las próximas horas.

Las protestas de policías activos y retirados de Misiones se profundizaron en las últimas horas, tras la falta de acuerdo en la negociación salarial con el gobierno provincial. El epicentro de las manifestaciones se da frente a la sede del Comando Radioeléctrico en la localidad de Posadas.

Los trabajadores rechazaron el ofrecimiento por un 20% de aumento salarial, que representaría alrededor de unos $80.000 de suba. La demanda de incremento por parte de los policías llega a casi un 100%, con el objetivo de equiparar la canasta básica de $828.000.

En la actualidad el sueldo inicial de un agente de calle supera apenas los $400.000, con facturas de luz cercanas a los $100.000. La asistencia de policías a comedores populares describen el presente oscuro en la actividad.

Los voceros de la protesta ratificaron la continuidad de las acciones, con un fuerte respaldo de distintos sectores de la sociedad. En las últimas manifestaciones se movilizaron cerca de 15.000 personas, con presencia de penitenciarios, guarda parques, policías de calle, docentes y personal de salud.

Las acciones son impulsadas por personal activo y retirado. Los trabajadores se acercan a los focos de protesta sin uniforme ni armas reglamentarias, y el Comando Radioeléctrico funciona con normalidad.

«El conflicto no tiene perspectiva de solución en el corto plazo», confirmó una fuente cercana a la negociación presente en el lugar.

Se esperan levantamientos en otras provincias del país

Las protestas impulsadas en Misiones desde hace 10 días generaron alerta en provincias vecina y se espera que en las próximas horas los policías de Corrientes, Salta y Tucumán activen levantamientos.

Continúe Leyendo

destacada

Docentes de todos los niveles ratificaron el paro para este jueves

La convocatoria sumó a todos los gremios adheridos a la CGT, la Ctera y el Frente Sindical Universitario a treinta días de la masiva marcha en defensa de la educación pública y en medio de la polémica por el acuerdo de la UBA.  Las demandas incluyen la restitución del Fondo de Incentivo Docente a las provincias, presupuesto y aumento de «emergencia» a jubilados del sector.

Los gremios docentes nucleados en la CGT realizarán el jueves un paro nacional junto a la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, Ctera, y el Frente Sindical Universitario. La protesta se extenderá durante 24 horas en todos los niveles educativos del país y volverá a ser en demanda de la convocatoria a la paritaria nacional docente y por la restitución Fondo Nacional de Incentivo Docente, Fonid, entre otros puntos. Ctera también se movilizará ese día al Congreso Nacional, para reclamar el tratamiento de los proyectos sobre presupuesto universitario y la restitución el Fondo que eliminó el Gobierno nacional. Los gremios nucleados en la CGT hoy darán una conferencia de prensa. 

La medida de fuerza fue anunciada por los gremios docentes ante la falta de respuestas del gobierno de Javier Milei a los pedidos del sector, que incluye la convocatoria a la paritaria nacional que frena la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, con sueldos docentes pisados desde diciembre pasado.

La protesta del jueves con su medida de fuerza que se extenderá durante 24 horas en todos los niveles educativos del país tendrá como punto de confluencia a los gremios adheridos a Ctera, de la CGT (UDA, Sadop –docentes privados–, AMET y CEA) y los del Frente Sindical Universitario que nuclea a las distintas organizaciones de docentes y no docentes universitarios.

En tanto el Frente Sindical de Universidades Nacionales ya había convocado también a un paro para este jueves, cuando se cumple un mes de la masiva marcha universitaria federal en defensa de la educación y el sistema universitario público argentino. “El Gobierno Nacional no ha resuelto ninguno de los temas del conflicto universitario: salarios, presupuesto y becas estudiantiles”, sostuvieron en la convocatoria.

Continúe Leyendo

destacada

Ante la falta de acuerdo salarial, la Sanidad anunció un paro de 3 días

La Federación de Trabajadores de la Sanidad (FATSA) decidió implementar un plan de lucha, desde el miércoles 22 al 24 de mayo .

El gremio que lidera, Héctor Daer busca cerrar una paritaria salarial, para los meses de abril y mayo. Ante la negativa de las patronales, decidieron iniciar desde este miércoles un paro de 2 horas por turno, el jueves 23, de 3 horas por turno y el viernes la medida será de 4 horas de paro por cada turno.

El último acuerdo para clínicas y sanatorios había sido en el mes de febrero con una suba del 45.6%, que incluía un aumento en marzo de 2024.

Continúe Leyendo

Tendencias